Los talleres ante la inminente aprobación de la Ordenanza de Movilidad Sostenible de Madrid Capital

ASETRA recuerda al alcalde de Madrid las negativas repercusiones para los talleres si se restringe más la circulación de los vehículos sin etiqueta.

A finales de junio, ASETRA ya presentó observaciones al proyecto de Ordenanza. Nuestros asociados fueron informados mediante circular. Más información también en este enlace.

Desde que el Ayuntamiento comenzara a tomar medidas en este sentido (fundamentalmente con Madrid Central), para ASETRA ha sido prioritario el seguimiento de la cuestión y el análisis de su impacto. 

Extraemos a continuación algunos párrafos de la misiva al alcalde, firmada por el presidente de ASETRA, Ramón Marcos, y enviada la semana pasada tras anunciarse públicamente la intención del Ayuntamiento de Madrid de aprobar la nueva Ordenanza a comienzos de septiembre.

“Con estas líneas, quiero trasladarle la enorme preocupación de nuestro sector ante la inminente aprobación de la Ordenanza de Movilidad Sostenible sobre la cual presentamos en su día observaciones, sin que tengamos constancia de que se hayan tenido en cuenta, al no haber recibido ninguna respuesta al respecto y no encontrar referencia alguna a nuestro sector en la comunicación pública realizada el pasado 20 de agosto.

Nuestro planteamiento en las observaciones efectuadas se centraba en solicitar que se facilitara permiso para acceder a los talleres ubicados en el municipio de Madrid a cualquier tipo de vehículo (independientemente de su clasificación energética), fuera o no propiedad de residentes, durante un período adecuado y coherente con la necesaria renovación del parque automovilístico.

Según cifras de la DGT, casi un tercio de los vehículos que circulan por nuestras vías públicas no disponen de etiqueta medioambiental, es decir, pertenecen a los categorizados con la letra A. Para determinados talleres, con clientes con recursos económicos por debajo de la media de nuestra Comunidad Autónoma, dichos automóviles constituyen hasta dos tercios del total de sus operaciones. De esas cifras, se deriva que, si esos vehículos no pueden acceder a sus instalaciones, no habrá viabilidad económica para una buena parte de los talleres ubicados en el municipio.

En el caso concreto de las motocicletas, tenemos datos propios, derivados de encuestas realizadas a los talleres de motos ubicados en el entorno de Madrid Central, donde un índice superior al 60 por ciento de los vehículos que entran en las instalaciones no disponen de etiqueta física y la mayoría de ellos son propiedad de personas que viven lejos del centro y que acuden a esos talleres por tradición o por la reputación de los mismos.

Con el actual parque de vehículos y la situación de crisis económica para los colectivos más débiles que estamos viviendo como consecuencia de pandemia, van a pasar muchos años hasta que los talleres podamos vivir prescindiendo de dar servicio a esos coches y motos más antiguos,

Entendemos que el respeto por el medio ambiente y la calidad de vida de los ciudadanos puede y debe ser compatible con la actividad económica de empresas que no solo prestamos servicios a esos mismos ciudadanos, también contribuimos a una mejora de la sociedad con la generación de puestos de trabajo y de aportaciones económicas e impuestos derivados de nuestra propia actividad.

En resumen:  solicitamos para los talleres de reparación y mantenimiento de vehículos que operan en Madrid un tratamiento especial, del mismo modo que lo han tenido hasta ahora en Madrid Central. De lo contrario, se pone en peligro la supervivencia de nuestra actividad en el municipio de Madrid, dificultando a la vez la importante labor de velar por la salud del parque automovilístico en el que se trasladan los millones de personas que habitan en nuestro municipio”.