Medidas preventivas para evitar daños a los trabajadores del taller por el calor

ASETRA recuerda a los talleres el protocolo para el trabajo en épocas de altas temperatura

ASETRA aconseja siempre la consulta con el Servicio de Prevención del taller, el que mejor conoce las circunstancias de cada empresa y puede ayudar a tomar medidas concretas e individuales.

Madrid, 21 de julioASETRA vuelve a recordar este año sus consejos para reducir los riesgos por efecto del calor en las personas que trabajan en los talleres. Lo hacen mediante circulares que, como cada año, se divulgan a comienzos de la temporada estival y se recuerdan siempre que se anuncian nuevas olas de calor extremo. El fallecimiento de un trabajador en un taller madrileño hace tan solo unos días lleva a ASETRA a compartir esta información con talleres no asociados.

El Área de Prevención de Riesgos Laborales de ASETRA comienza recordando en sus circulares que el calor es un peligro para la salud. Para funcionar con normalidad nuestro cuerpo necesita mantener invariable la temperatura en su interior entorno a los 37ºC. Cuando la temperatura central del cuerpo supera los 38 º C ya se pueden producir efectos negativos en el cuerpo humano e incluso la muerte a partir de los 40.5 º C.

Trastornos más importantes por el calor:

  • Síncope: se produce al estar de pie e inmóvil durante mucho tiempo en sitio caluroso, cuando no llega suficiente sangre al cerebro. Los síntomas son: desvanecimiento, visión borrosa, mareo, debilidad, pulso débil.
  • Agotamiento por calor: trabajo continuado sin descansar o perder calor y sin reponer el agua y las sales perdidas al sudar. Los síntomas son: debilidad y fatiga extremas, náuseas, malestar, mareos, taquicardia, dolor de cabeza, piel pálida, fría y mojada por el sudor.
  • Golpe por calor: MUY GRAVE, constituye una urgencia médica. Se caracteriza por un aumento de la temperatura por encima de los 40 ºC, piel seca y caliente, pulso rápido y probable aparición de convulsiones y coma; todo ello como consecuencia de la quiebra total del mecanismo de regulación mencionado y que puede provocar la muerte. Requiere de atención hospitalaria urgente.

SIGNOS Y SÍNTOMAS DE LOS EFECTOS POR CALOR

Síncope
  • Desvanecimiento
  • Visión borrosa
  • Mareo
  • Debilidad
  • Pulso débil
Agotamiento por calor
  • Dolores musculares
  • Dolor de cabeza
  • Mareo
  • Confusión
  • Náusea
  • Piel sudorosa, pálida, fría, húmeda
  • Calambres en las piernas y el abdomen
  • Pulso y respiración rápidos y debilitados
  • Temperatura corporal de 39ºC
Golpe de calor
  • Dolor de cabeza
  • Mareo
  • Inquietud
  • Confusión
  • Piel caliente, enrojecida y seca
  • No responde/desorientado
  • Temperatura corporal por encima de los 40ºC

SITUACIONES ESPECIALMENTE SENSIBLES A TEMPERATURAS ELEVADAS

  • Estilo de vida: sobrepeso, baja condición física, no dormir suficiente.
  • Dieta y bebidas: mucha cafeína, bebidas azucaradas, dietas bajas en sal.
  • Drogas: alcohol, cocaína, metanfetaminas.
  • Enfermedades graves: diarrea aguda, fiebre por cualquier razón, extensas infecciones de la piel, infecciones respiratorias.
  • Medicamentos: alergias (antihistamínicos), náuseas (anticolinérgicos).
  • Antihipertensivos: diuréticos.
  • Medicamentos adelgazantes: Laxantes.
  • Medicinas para la salud mental: benzodiacepinas, neurolépticos, antidepresivos tricíclicos.
  • Medicamentos para el tiroides.

MEDIDAS PREVENTIVAS GENERALES:

LOS EMPRESARIOS DEBEN:

  • Organizar el trabajo para reducir el tiempo o la intensidad de la exposición: adecuar los horarios de trabajo, evitando trabajar en las horas de mayor calor y de sol.
  • Disponer que las tareas de mayor esfuerzo se hagan en las horas de menos calor; establecer rotaciones de los trabajadores, etc.
  • Informar a los trabajadores de la situación existente y fijar las medidas preventivas apropiadas de cada día.
  • Limitar en lo posible el trabajo físico y proporcionar las ayudas o elementos mecánicos que disminuyan el esfuerzo físico.
  • Reducir la temperatura en interiores favoreciendo la ventilación natural, usando ventiladores (no utilizar en temperaturas superiores a 33ºC), aire acondicionado, etc.
  • Establecer pausas fijas o mejor permitir las pausas según las necesidades de los trabajadores. A medida que aumente la temperatura, aumentar su frecuencia y duración.
  • Evitar el trabajo en solitario.
  • Asegurar el suministro suficiente de agua fresca y aleccionar a los trabajadores para que la beban con frecuencia.
  • Disponer de sitios de descanso frescos, cubiertos o a la sombra, y permitir a los trabajadores descansar cuando lo necesiten y especialmente en cuanto se sientan mal.
  • Promover y cuidar que todos los trabajadores estén aclimatados al calor de acuerdo con el esfuerzo físico que vayan a realizar.
  • Garantizar una vigilancia de la salud específica a los trabajadores, con atención preferente a los trabajadores especialmente sensibles (problemas cardiovasculares, respiratorios, renales, diabetes, obesos, mayores de 55 años …)
  • Informar y formar a los trabajadores sobre los riesgos, efectos y medidas preventivas.
  • Adiestrarles en el reconocimiento de los primeros síntomas de las afecciones del calor en ellos mismos y en sus compañeros y en la aplicación de los primeros auxilios.
  • Disponer de los teléfonos de urgencias donde llamar en caso de que un trabajador sufra un golpe de calor.

Y LOS TRABAJADORES DEBEN:

  • Estar informado de las condiciones diarias de la meteorología
  • Informar de todo problema que pueda suponer un aumento de riesgo: fallos del abastecimiento de agua, de los sistemas de climatización, ropa de trabajo inadecuada…)
  • Utilizar las ayudas mecánicas disponibles. Trabajar a un ritmo adecuado, sin prisas. Adaptar el ritmo de trabajo a su tolerancia al calor.
  • Solicitar consejo médico si han tenido alguna vez problemas con el calor o sobre enfermedades crónicas que puedan padecer o sobre la medicación que están tomando.
  • Descansar en lugares frescos cuando tengan mucho calor. Si se sienten mal, cesar la actividad y no dudar en solicitar atención sanitaria, pues continuar trabajando puede ser muy peligroso. Evitar conducir si se encuentran mal.
  • Evitar el trabajo en solitario
  • Beber agua con frecuencia durante el trabajo, aunque no tengan sed. También es preciso seguir bebiendo agua cuando se está fuera del trabajo.
  • Evitar comer mucho y las comidas grasientas; comer fruta, verduras, tomar sal con las comidas…
  • No tomar alcohol (cerveza, vino etc.) ni drogas. Evitar bebidas con cafeína (café, refrescos de cola, etc.) y también las bebidas muy azucaradas (>6%).
  • Ducharse y refrescarse al finalizar el trabajo
  • Dormir suficiente número de horas (7 a 8 h).